Maratón Lala 2017

 

Después del mal sabor de boca en el maratón CDMX 2016, http://www.yvonneta.com/maraton-lala  revalúe lo que había salido mal, hice muchos cambios para prepárame como debía, cambie de equipo para entrenar en forma, nutrióloga me ayudó a descubrir cómo funciona mejor mi cuerpo, hidratación fue diferente, en el gimnasio cambie la rutina. Me preparé por meses para tener un buen desempeñó.

Había tenido mucho trabajo esa semana para no dejar nada de pendientes, ese día salí de la oficina a las nueve de la noche, llegué hacer mi maleta, llevando varias likras, jeans, como si fuera a quedarme una semana, jaja, así soy ¿qué puedo hacer? Dormir tres horas, porque mi vuelo salía  a las seis de la mañana, corriendo llegue con dos compañeros del equipo, porque fuimos los únicos que elegimos Aeroméxico.

 

 

 

 

 

 

Hasta luego CDMX, me voy a a Torreón
¡Hola, Torreón!
Llegamos los Runners Plus a Torreón

Llegamos al hotel, desayunamos, fuimos a turistear un poco, porque no había mucho que ver, fuimos por el kit, estuvimos en la Expo, comprando geles, viseras, cinturones, etc.

 

El sábado nos fuimos a corre 5km, desayunamos, llegaron otros compañeros del equipo los acompañamos a la Expo, nos tomamos fotos y nos despedimos, porque íbamos a tener nuestra comida de carbohidratos, en la comida el coach me pregunto ¿por qué me había integrado al equipo? ¿Qué esperaba del maratón?

Foto en la expo

Después de platicar con todos, pensé estoy en el equipo correcto, me motivó mucho, salimos de la comida y nos tomamos la foto, pedí uber y le dije que pasara al starbucks, necesitaba un café urgente, por cierto muy agradable el chico, en plena platica con él, me entro una llamada de muñe para preguntarme cómo me había ido en la comida, desearme éxito en el maratón. Llegue al hotel, tome mi café y me puse a leer, después de un rato, prepare mis cosas para correr, me bañe y conteste los whatsapp que habían llegado, la mayoría deseándome éxito, apague los datos y wifi, porque me debía despertar a las 4:00 am.

Foto después de la comida

Pensé que no iba a poder dormir por ser tan temprano, pero para mi sorpresa, caí rendida, desperté a las 03:50 me alisté con nervios, desayune el hot cake que había pedido la noche anterior, mientras leía los whatsapp que me habían llegado, uno era de Paulo un chico que tenía poco que conocí, con él estuve whatsapeando antes de dormir hablando de mi avatar favorito, pero estaba tan concentrada en mi objetivo que los nervios, no dejaron que fluyera la platica. Disculpa si parecía dispersa o loca, era eso, jaja.

A las 04:30 baje al lobby, para esperar el autobús, hacia un frío del demonio, me subí y senté, a mi lado estaba una chica que me platicó que llevaba mucho tiempo corriendo el maratón, me comentó vamos a empezar con frío pero estará muy caluroso. Llegamos al destino, yo buscaba el oxxo donde nos quedamos de ver los del equipo, nos tomamos la foto, calentamos, después sonó mi celular, era mi amiga Silvia dé Monterrey, para decirme que ya estaba ahí, para tomarnos la foto, nos empezamos a meter a los bloques, cuando ella me vuelve a llamar, para decirme que estaba en el baño, ¿dónde estas flaca? Le indique dónde y por fortuna en medio de un mar de personas, nos encontramos, abrazamos, (abrazo que sinceramente necesitaba) se fue con su equipo, empezó a darme el nervio, suena el disparo y avanzamos.

 

Tenia nervios, pero pensé, vienes muy preparada, fueron meses de comer bien, hidratarte, entrenar, me relajé y empecé a correr, según iba a irme muy tranquila, pero iba rápido que ni cuenta me di, me alcanzó un compañero del equipo y nos fuimos juntos como 8 kilómetros, iba demasiado concentrada y feliz, pero cuando me dijo vamos bien, vamos a 5:45, la verdad me espante, porque íbamos apenas en el kilómetro 21,  me dio miedo quemarme rápido (error no creer en mi) así que le empece a bajar, le dije adelántate tu, lo vi irse.

Corriendo con Roberto

Pase el puente donde estaba la porra, sentí tanta fuerza que ahí fue donde recuperé la velocidad de nuevo, iba muy bien, pero entrando al kilómetro 30 me marcaba 3:00 hora, pensé voy bien, lo puedo hacer en 4:15,  entrando a la zona residencial, fue un caos para mí, el brazo me empezó a doler y lo primero que me vino a la mente, fue me va a dar un calambre, me acerqué a unos brigadistas y les pregunte si tenían lonol, me contestaron que solo vaselina.

Seguí corriendo para lograr el objetivo, no sé en qué momento se fue tanto tiempo, llegando a la porra que estaba cerca de la meta, me marcaba 04:15,  me vio el coach de lejos y se fue corriendo junto a mí, me pregunto ¿como estás? Le contesté enojada, me contesto ¿por qué? Le dije quería llegar a la meta en 04:20, me contesto tranquila, lo vamos a trabajar para CDMX, le dije si, pero pensé, carajo yo quería aquí 04:20, llegue a la meta y no estaba contenta,  le llame a mi mejor amiga para decirle que ya había acabado, me dijo te escucho enojada, le dije si, al rato te platico, colgué porque me entro otra llamada, era mi familia, les dije que estaba bien, le llame a Blanch para decirle cuánto tiempo hice, colgué y me fui a la salida, me encontré con el compañero de equipo con quien corrí los ocho kilómetros, me pregunto ¿por qué te tardaste tanto? El llego 4:20, yo 4:35, me sentía bien, no cansada, fue ahí cuando empezó mi enojo y frustración, nos fuimos a la porra, ahí el coach me dijo quita tu cara de mesa, hiciste buen tiempo, esperamos a los demás, unos hicieron ¡6 horas!

Llegaron todos, nos tomamos foto, nos pusimos de acuerdo dónde íbamos a comer, pedí mi uber y me fui al hotel, llegando ahí decidí no ir a la comida, mi vuelo salía a ese día, quise mejor almorzar en el hotel, entrar al sauna, bañarme y dormir un poco.

Estaba a punto de bañarme cuando me llegó un audio de Paulo el chico que tenía poco que lo conocía, no sé porque con él me desahogué, casi me pongo a llorar en el audio que le envié con mi respuesta de ¿cómo te fue?  ame su respuesta al drama que le había contado, me fui a bañar y después a estar en la tina con hielos, no le sufrí pero al otro día no me dolía nada, nada, por eso me sentía peor, porque según yo no había dado todo.  Thel a mi mejor amiga me llamo porque me escucho triste, le conté después que me estuvo insistiendo,  me dijo no te preocupes podrás hacerlo mejor en el siguiente maratón, pero no me importaba el siguiente, yo quería en Torreón.

Me dormí y desperté para irme al aeropuerto, donde me encontré con el Coah, no sabía que teníamos el mismo vuelo, me estuvo regañando, acusando con todo mundo que pasaba.

Estando en el aeropuerto me llegó otro mensaje de Paulo que tuviera un buen viaje, seguro se lo pidió mi lindo avatar que lo enviará. 😄

Llegando al aeropuerto de CDMX, me llego un whatsapp de un amigo que había ido por mi, nos fuimos a cenar ahí mismo, le estuve platicando todo lo que pasó, me comentó, claramente no se que es correr un maratón, pero es importante para ti, cuenta conmigo para que puedas lograr tu objetivo en el próximo que hagas, ¡ah!  Ame su respuesta, porque después de todo lo que paso ese fin de semana, me di cuenta cuanto amor hay en mi vida, muchas personas estuvieron al pendiente de mi, no saben cuanto lo agradezco, siempre he creído da amor, y recibirás de vuelta más amor.

Al otro día recibí un whatsapp de mi avatar favorito para decirme que no estuviera triste, no sabes lo bien que me cayo ese mensaje, ¡muchas gracias de corazón Paulo!

Pasaron los días y descubrí porque estaba tan enojada, no era el ego que me decía que no había logrado la meta, era el enojo de no creer en mí, que me he hecho fuerte, mi cuerpo está respondiendo a la buena alimentación y entrenamientos, debo creer en mí, en mi cuerpo que cada día se está haciendo más fuerte.

El Coah me advirtió que me pondrá una chinga para poder lograr el objetivo, y saben qué…

¡Estoy lista! ¡Maratón CDMX voy por ti!

 

Nos seguimos leyendo…

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *